Yo era un ser feliz que jamás se había enamorado, era un ser feliz que nunca había sufrido por amor, que nunca había sufrido un "No te quiero más", y estaba buenísimo.. La impunidad, el poder..

Traducilo

miércoles, 1 de octubre de 2014

Gajes del oficio

Lo malo de la carrera de arquitectura, más que nada la parte de estudiante, es relevar terrenos. Con relevar terrenos me refiero a tomar medidas de calles, veredas, distancia entre arboles y de los arboles a las cosas, diámetro de los árboles (aunque no se crea), medidas del cordón de la vereda, desniveles (CON MANGUERAS Y PALOS), tamaño del más mínimo pozo. Y todo al rayo del sol un día miércoles a las tres de la tarde.
Resulta que en esta etapa del año trabajos en Horco Molle el sitio con más pendientes que vi en mi corta y patética vida. Bello para picnics, trekking, cabalgatas, tirarse en el pasto a tomar sol; pero no para tomar medidas de nivel. Un calvario. (tip: El Molle era una planta que usaban los indígenas para "comunicarse con los dioses", faloperos a full. Lo que uno aprende en historia. De ahí el otro sitio de Tucumán El Mollar. Besis)
El día iba bien hasta que llegamos al lugar, seis en un auto. SEIS. Era auto de payasos. En serio.
Al llegar nos ponen a trabajar, que mejor idea nuestra que, para no medir niveles, pedir medir la entrada. Era medir una rotonda, con la ruta, otras dos "cosas" con césped en el medio del camino. El tema era esquivar los autos y los ciclistas que pasaban cual rally al costado nuestro.
Todo tranqui hasta que mi amiga suelta la cinta métrica y los tres metros desenrollados se vuelven hacia mi cual látigo insertándose en mi espalda. Tengo la marca para probarlo. Me corrían las lagrimas.
Ere se casi cayó subiendo una pendiente para medir un árbol.
Jota se casi cayo volviendo de la caminata.
Vieron una serpiente mientras algunos explorábamos el lugar.
Lugar que despues exploramos con mi profesor.
Hermoso todo. Las residencias universitarias de ese lugar son todo lo que yo quiero en una casa. Escondidas en medio de la naturales, en diferentes niveles por el terreno, con techos bajitos, escaleras de entrada, aire limpio, los pajaritos cantando, árboles por todos lados.
Lo malo, me sigue doliendo la espalda.

4 comentarios:

SantitAh dijo...

Qué mierda!
Te la debo tener que construir en ese lugar. Igual no suena a un lindo lugar para vivir. O sea, si ya fui un martirio ir a relevar el lugar imaginarte vivir ahí todos los días de tu vida. Paso!
Qué horror y qué boba la que soltó la cinta metrica, para matarla!

Que andes bien y masajeate el latigazo. Te adoro, boba!

Meel Romero dijo...

Lo de "masajeate el latigazo" re vos. Jajaja si. Algo asi. Pero el lugar es hermoso tonta! Le arreglas lo del desnivel y listo. Mira el linl que puse al pedo.
Besis.

Naitria PPM dijo...

¡Que paciencia! Para mi es un embole jajaja, soy re anti de todo eso de medir.
Supongo que tu espalda ya esta mejor... Me encantó como relataste todo :)

¡Mucha paz!

M. E dijo...

¡Ouch! Esto es sólo, y creo que todas las carreras tienen de eso, para quien le gusta de alma. Muy valiente; definitivamente, es algo que yo no sabría cómo hacer.

¡Beso!