Yo era un ser feliz que jamás se había enamorado, era un ser feliz que nunca había sufrido por amor, que nunca había sufrido un "No te quiero más", y estaba buenísimo.. La impunidad, el poder..

Traducilo

viernes, 22 de julio de 2011

Algún día podrías ser presidente.

Estar tarde la acompañé a mi madre a ponerle nafta al auto, con todo este problema con la nafta tuvimos que esperar que el camión cargue y etc. Mientras esperábamos estaban los nenes que en la avenida se dedican a limpiar los vidrios de los autos, esos nenes que te das cuenta que la situación en la que viven no es la mejor, esos nenes que generalmente llevan el poco dinero que consiguen para padres alcohólicos o drogadictos. Por eso no me gustan las esquinas de las avenidas, es como caer en la realidad de golpe.
Estos nenes, son hermanitos, Fabio y Rodrigo, tienen 10 y 11 años y me hicieron llorar como hacía tiempo que no lloraba.Ellos querían limpiar el vidrio del auto de mi madre, ella les dijo que no tenía monedas para darles (cosa totalmente cierta) que usen el detergente en un auto en el que le puedan dar moneditas, que no malgasten y ellos con toda la inocencia le decían que era agua con jabón y que se lo limpiaban de corazón, no importaban las moneditas. Mi mamá les preguntó porque estaban ahí y si la mamá los mandaba y ellos le contaron su historia. Resulta que viven en una zona de tucumán que es la más peligrosa, la tierra de nadie, tenían una casita de madera y acusándolos de haber hecho tiros al aire cuando nisiquiera cuentan con un arma le quemaron la casa, con la casa se quemaron los documentos, los papeles del plan del gobierno, el hermanito se quemó la pierna, los útiles escolares se quemaron. Ellos no querían que la madre "malgastara" en sus útiles entonces le pidieron permiso para ir a limpiar vidrios a las avenidas asi juntan dinero y se compran sus útiles. Son 7 en su casa, comen de la caridad de los vecinos hasta que la madre termine los papeleos del plan, van a la escuela a la mañana y a la tarde cuando terminan en la avenida hacen los deberes.
Un auto que se nota hace rato veía como mi mamá charlaba con los chiquitos por la ventana y se reía de las ocurrencias de los nenes se acercó y les dió $5, mi mamá cuando le dieron el vuelto por la nafta les dio otros $5, por dia juntan hasta $30 y con eso tambien le dan a su madre para que cocine algo a la noche. Son dos pequeños soles y yo lo único que podía hacer mientras los escuchaba era llorar, ahora si no consigo algo de ropa para llevarles creo que le llevaremos mercancía, esos nenes eran tan dulces, tan educados, uno no puede creer hasta que lo ve.
Mi mamá les dijo que si se esforzaban podían llegar hasta a presidente, que no se acerquen a esa gente mala que lava autos que se drogan y fuman, que se cuiden.
Cuando dimos vuelta a la manzana para volver a la avenida los vimos de nuevo, saludaban sonriedo hacia el auto.

pd:se me partió el corazón

2 comentarios:

Dasse dijo...

Uno con el tiempo se hace a la idea de que los que lavan los autos y esas cosas sean todos chorros pero hay de todo.

*Solxxxett* dijo...

Yo tb lloré cn tu entrada.CARAJO!.Q inocencia la de ellos y q impotencia de no poder hacer nada desde acá!.Yo tb lloré cn tu entrada.CARAJO!.Q inocencia la de ellos y q impotencia de no poder hacer nada desde acá!.