Yo era un ser feliz que jamás se había enamorado, era un ser feliz que nunca había sufrido por amor, que nunca había sufrido un "No te quiero más", y estaba buenísimo.. La impunidad, el poder..

Traducilo

domingo, 11 de marzo de 2012

11 de marzo, tattoos, padres, colegio, guitarra

 Siempre me habia quejado de la gente que se hace tatuajes.  No porque sea de mi incumbencia pero pensaba en el hecho de como se desgastan, como quedan cuando ya sos mayor y la piel empieza a perder la elasticidad (seamos claros: con las arrugas que vas a tener pretendés que el tattoo quede lindo?) me parecía absurdo dejarse una marca en el cuerpo, aunque también me parece totalmente absurdo que no puedas donar sangre cuando tenes tatuajes por más que seas el ser más sano de planeta o que no puedas conseguir trabajo en algunos lugares. Ok me estoy contradiciendo un poco.
La cosa es que decidí que voy a hacerme uno, quizás dos. Nada estúpido como "oye yo amo la pizza" o "franky says relax" sino algo que tenga sentido para mí, verdadero sentido.
El problema esta en decirle a mis papás, yo ya sé que tengo el no y que antes de que termine la frase ya va a aparecer la de ellos "mientras vivas bajo el techo de esta casa.." "ni cuando estés sola te voy a dejar..." de seguro también lo meten al sr. hermano que también esta en desacuerdo y a pichón de crack (hermana) que no es fanática de la idea y como tiene boca y puede hablar...

pd: comencé el último año bienvenidas materias casi inservibles como ciencias políticas, psicología, sociología, economía, contabilidad y proyecto socio-comunitario. Eso pasa cuando decidís seguir arquitectura y tu colegio es dedicado a ciencias sociales.
Comencé de nuevo las clases de guitarra, no tocaba hacia unas semanas y se me llenaron los dedos con ampollas, no entiendo las partituras y mi profesor me tiene toda la paciencia del mundo.

pd2: todos saben del tatuaje menos mis padres que son los que deben aprobarlo. 

4 comentarios:

SantitAh dijo...

Pienso casi igual de los tatuajes. Y por momentos tengo ganas de hacerme uno pero pienso que un día me voy a cansar de él o algo por el estilo, también me da un poco de miedo.
Últimamente estoy obsesionada con Forever Young (la culpa es de The academy is y de Dorian Gray) pero no daría hacermelo porque el día que sea vieja me voy a deprimir.

En fin, mírale el lado positivo podrías estar en un colegio con especialidad en gestión y ahí te la debo, pero me acabo de acordar que a vos te gustan las matemáticas así que no dije nada.
Que andes bien

N dijo...

Mi papá tiene tatuajes con las iniciales de mis hermanas y la de mi nombre. Realmente no estoy ni a favor ni en contra, y tampoco diría que jamás pondría mi piel a merced de esta clase de arte a largo plazo, así que creo que depende de la persona y de sus gustos sencillamente.

Un beso.

( Por debajo de la piel ) dijo...

Pero las ciencias sociales no son tan malas... bueno, es mejor el estudio del pensamiento humano (dígase filosofía <3) pero igual y les puedes sacar provecho :)
Yo apoyo tu decisión, ando en las mismas y creo que si tenemos piel y se puede adornar permanentemente para defender una idea muy personal, no hay porqué limitarnos (si acaso hay mucho q nos limite, nos lo hacemos en donde no se note... bueno, y que no duela tanto jaja).
Un abrazo, un placer volver a leerte :)

Aldo dijo...

No me gustan los tatuajes, ¿tendría uno en el futuro? Probablemente... Jajaja todo depende de qué es lo que te coloques en la piel, y en qué parte también. Un tatuaje en la cara es desagradable para mí. Pero uno en la espalda, y si es bacán, puede sumarse a una opción el futuro.